autor
día
categoria
tagged , , ,
Permalink


El barco del Pisuerga volverá a navegar en mayo.



El proyecto del barco de La Leyenda del Pisuerga, en punto muerto desde hace meses por la falta de permisos para navegar, parece que va tomando forma. De hecho, la empresa GPG Pisuerga, cuyo administrador único es un empresario francés, se hizo con la propiedad de esta embarcación el pasado 15 de febrero. Hasta entonces estaba en manos de administrador concursal después de que la antigua dueña, la empresa Pronautur Río, entrara en suspensión de pagos.

De este modo, comienza una nueva etapa en este proyecto. De hecho, los nuevos propietarios ya han comenzado a limpiar estas instalaciones, que estaban en unas condiciones muy deterioradas después de los robos y actos de vandalismo sufridos en los últimos meses. La nueva empresa se está encargando de revisar los motores, analizar los problemas de propulsión que hayan podido surgir, desratizar, limpiar los tanques de gasolina, acondicionar el sistema eléctrico e incluso pintar el interior.

Pero solo es un primer paso. El grueso de la reforma llegará en apenas unos días, cuando La Leyenda del Pisuerga se trasladé a una pasarela que se ha montado en el Museo de la Ciencia. Allí se empezará a reparar el casco y a acometer todas las reformas que no se pueden llevar a cabo con el barco atracado. Desde la CHD aseguran que la licencia para ese traslado no será un problema y se concede en apenas 24 horas. Fuentes próximas al proyecto aseguraron a este periódico que la intención es que todo esté listo para el mes de mayo, después de los dos meses que durarán las obras.

Eso sí, la actividad del barco será más extensa de la que se le ha dado hasta ahora. Por ejemplo, está previsto que por las mañanas retome los paseos turísticos por el Pisuerga. Pero la empresa PGP tiene claro, y así se lo ha hecho saber a la Administración, que solo con esta actividad el barco era inviable económicamente. Por eso también hará las veces de cafetería por la tarde y por la noche, sobre todo los fines de semana, tiene previsto ser un bar musical. También podrá acoger eventos como presentaciones de empresas y cumpleaños, que se podrán celebrar mientras La Leyenda del Pisuerga surca las aguas del río homónimo. Los responsables también piensan ofrecer un servicio de catering.

Evidentemente, para llevar a cabo todas esas cosas habrá que acondicionar el barco y conseguir todos los permisos. Con ese objetivo, durante los últimos días ha estado en Valladolid un grupo de ingenieros navales del norte del país para determinar cómo hacer los cambios para cumplir con la normativa de seguridad y de medio ambiente. Porque los cambios ya están definidos y tienen el visto bueno, de forma extraoficial, por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y del Ayuntamiento.

Por ejemplo, se pondrá en marcha un sistema de evacuación de las aguas que asegure que no existirán vertidos y, en materia de seguridad, se instalará una hélice de proa que permitirá mayor agilidad al barco para dar la vuelta. También se trabaja en «equilibrar los pesos» de modo que el aforo actual, de unas 90 personas, pase a ser de entre 120 y 150. Actualmente, gracias a una prórroga de la CHD que expira en junio, el barco tiene permiso para estar atracado donde está, en Las Moreras, pero ya se está tramitando el permiso ordinario que permitirá estar allí durante diez años.

Otra licencia que necesita es la de navegación, que no se podrá pedir hasta que el barco esté acondicionado, puesto que después tendrá que pasar unas inspecciones. PGP Pisuerga ha hecho una inversión importante. Solo en la reparación asciende a unos 150.000 euros, aunque después hay que añadir lo que se ha pagado por el barco y una nueva inversión que, si todo va bien, se acometerá después de que se inicie la actividad.

Entre empleos directos e indirectos, está previsto que allí trabajen unas diez personas. Si todo va como está previsto, el barco podría zarpar a finales de mayo.

Una votación en Internet determinará el nuevo nombre

El nombre de La Leyenda del Pisuerga como denominación del barco tiene las semanas contadas. La idea de los nuevos dueños es cambiarlo, pero no tienen decidido cuál será el nuevo. Y no lo tienen decidido porque serán los propios vallisoletanos los que propongan denominaciones a través de una página web que estará activa en las próximas semanas. Entre las cuatro o cinco que más gusten a los responsables se hará una segunda ronda de votaciones que determinará el nuevo nombre. Se trata de una estrategia de marketing que pretende implicar a la población en el barco de la ciudad y, por extensión, en su río.

El empresario francés que está al mando de este proyecto procede de una ciudad, París, en la que es habitual que barcos con actividades de todo tipo surquen el río Sena. También se hace en muchas capitales europeas y su intención es trasladar a Valladolid algo similar.

Y quiere hacerlo porque está convencido del potencial de la ubicación de esta ciudad, porque no hay nada igual en Castilla y León y porque, con la presencia del AVE, sabe que tiene posibles clientes en Madrid, tanto empresas que quieran hacer presentaciones como particulares que opten por una celebración.

Fuente: El Dia de Valladolid

Share