autor
día
categoria ,
tagged , , , , , , , ,
Permalink


El Casino en el Roxy abrirá entre 17 y 19 horas al día y empleará a 101 personas



El Ayuntamiento concederá las licencias en febrero para iniciar la obra de inmediato. El futuro Casino, que ocupará el edificio del Roxy, prevé un horario de apertura de entre 17 y 19 horas al día. Desde las 11 de la mañana, la sala de máquinas tragaperras, con más de cuarenta aparatos, dará servicio a los aficionados al juego. Entre semana cerrará a las 4 de la mañana y los festivos, a las 6. Dará empleo a 101 personas.

El ‘hagan juego, señores’ será prácticamente continuo. Desde las once de la mañana, con la apertura de una gran sala de máquinas tragaperras con más de cuarenta aparatos de última generación, juegos variados y una barra donde pedirse un trago para aliviar la tensión, y hasta las cuatro o seis de la madrugada –dependiendo si es día de labor o festivo– con una larguísima jornada vespertina donde se abrirá la oferta clásica de ruleta, black jack o póker, entre otras propuestas. El Ayuntamiento de Valladolid está ultimando la tramitación de las licencias ambiental y de obras para convertir el antiguo cine Roxy, en el número 20 de la calle María de Molina, en el Casino de Castilla y León. Fuentes municipales confirman que la intención es concluir este proceso en febrero con el objetivo de que los operarios puedan entrar de inmediato para iniciar unos trabajos, que se prolongarán durante catorce meses. El presupuesto de la obra civil asciende a 812.833 euros, una partida a la que habrá que añadir un amueblamiento que se quiere de primera calidad.

De momento, el expediente de la Memoria Ambiental da algunas pistas de cómo será esta nueva oferta de ocio en el corazón de la ciudad, que, sin duda, cambiará la cada vez más muerta vida nocturna de la capital. Según recoge el documento, ahora en exposición pública, este amplio horario de servicio necesitará de una plantilla de 101 personas para atender de forma exquisita a unos clientes que entran, principalmente, a gastarse el dinero. Dos personas en el ‘staff ’ directivo, 57 especialistas en juego entre crupieres, jefes de mesa o de sector, 14 trabajadores de gestión, otros doce para atender los servicios hosteleros y 17 para otros menesteres conformarán un equipo que trabajará a turnos. Las previsiones de la empresa estiman que los fines de semana las instalaciones recibirán de media quinientos visitantes al día.

Recepción y fisonomistas

El documento permite adivinar también cómo se estructurará este edificio, obra del arquitecto Ramón Pérez Lozana y levantado entre los años 1935 y 1936, del que se respetará la fachada protegida, así como elementos catalogados del interior. En principio, se pretende la entrada de los clientes a ras de calle eliminando el actual vestíbulo abierto a la vía pública donde hasta ahora colgaban las carteleras y daba servicio la taquilla del cine. En esta entrada se situará la recepción del casino y trabajarán los fisonomistas, encargados de controlar a los tramposos profesionales –los burlangas– o a las personas registradas en las listas negras del juego. En esta planta se abrirá una gran sala de máquinas de azar que tendrá un bar de apoyo para dar servicio a los aficionados a los artefactos del azar. Desde las once de la mañana, este espacio, donde se situará también la caja y el búnker para guardar la recaudación, permanecerá abierto.

Será a las cuatro de la tarde cuando entre en servicio el gran patio de juego, también situado en la planta baja. Se pretende crear un espacio diáfano donde ahora está ubicada la sala de cine principal, que albergará las ruletas americanas, mesas de black jack y de póker. Al fondo, donde colgaba la pantalla, se habilitará un completo bar-cafetería para atender a los apostantes y sobre su techo, ya en el piso primero, se ubicará un gran restaurante de dos tenedores con capacidad para 35 comensales, que solo dará cenas, ya que la empresa no tiene intención de quitar mercado a los establecimientos del entorno, sino ser un complemento de la oferta de ocio. En esa primera planta, que hará balconada y permitirá observar el movimiento de la sala principal, se ubicará la oferta complementaria.

Además del comedor, habrá lo que los expertos denominan un ‘corner’, una sala de apuestas deportivas con pantallas de televisión para seguir los partidos en directo y arriesgar con los resultados. En este piso también se abrirá espacio para una sala de espectáculos con el objetivo de celebrar presentaciones, eventos y actuaciones, así como un ‘ póker room’, un espacio reservado para los torneos de este juego de naipes, que el casino pretende organizar de forma habitual. La oferta suma dos amplias salones de estar para los clientes se relajen entre apuesta y apuesta leyendo o tomando un refrigerio.

Fuente: El Norte de Castilla

Share