autor
día
categoria , ,
tagged , , , , , ,
Permalink


La Junta da vía libre al traslado de la sala de juego del Casino al Roxy




El cambio de normativa de la Junta permite desbloquear el traslado de la sala de Boecillo. Los promotores prevén empezar las obras en «5 o 6 meses», y que se prolonguen otros 15

Javier Herrero Director del Casino «Si la tramitación va bien, en cinco o seis meses podemos comenzar la obra en el Roxy» «En Boecillo reforzaremos la oferta hostelera para eventos y convenciones»

Hagan juego, señores. El Casino de Castilla y León, ubicado ahora en el Palacio de los Condes de Gamazo, en Boecillo, iniciará en los próximos meses las obras en el cine Roxy para trasladar las ruletas, mesas de black-jack y póker, así como las máquinas tragaperras, al céntrico edificio de la calle María de Molina. El Consejo de Gobierno del Ejecutivo regional aprobó ayer el decreto que modifica el régimen aplicable al cambio de emplazamiento de estos establecimientos de juego, de manera que desde ahora se permite la mudanza a otro municipio, siempre que sea dentro de la misma provincia.

Hasta ayer, la norma autonómica contemplaba la posibilidad de cambiar la ubicación, pero únicamente a municipios con menos de 300.000 habitantes, lo que impedía su instalación en la ciudad. Levantado el veto –en León y Salamanca los casinos están en la capital–, se reactiva un proyecto que sigue vigente «al 100%», según confirmó Javier Herrero, director general del centro de ocio.

Herrero avanzó que las obras de adecuación del edificio podrían comenzar en «cinco o seis meses», una vez que se tramite la autorización formal con la Junta y se culmine el proceso de licencias de obra y actividad con el Ayuntamiento de Valladolid. El máximo responsable del Casino recalcó que la mudanza no supondrá una merma en la actividad de su sede de Boecillo, que seguirá abierta para servicios hosteleros de grandes banquetes, convenciones y congresos. En total, la inversión prevista alcanza los 18 millones de euros con dos objetivos: convertir el cine en casino y mejorar las instalaciones de Boecillo para reforzar su oferta gastronómica y de organización de eventos.
Fue en noviembre de 2010 cuando el Casino de Castilla y León firmó con el empresario Enrique Cerezo el alquiler del inmueble de María de Molina por un periodo de 25 años. El cambio conllevará una importante obra en este edificio, obra del arquitecto Ramón Pérez Lozana y levantado entre los años 1935 y 1936, que se podría prolongar durante unos quince meses.

Habrá que tirar el tabique que ahora divide el patio de butacas en dos salas de proyección para recuperarlo como espacio central para las apuestas, que también tendrán cabida en la zona del anfiteatro. En total, habrá 1.100 metros cuadrados para el juego frente a los 850 que ahora comparten en Boecillo la sala de apuestas, los servicios hosteleros de apoyo y la caja.

Herrero apuntó que también en María de Molina la actividad de juego se complementará con una oferta hostelera de bar, servicio de restauración y es posible que con una pequeña sala de fiestas para los clientes. Para el Casino de Castilla y León el traslado de su actividad a la capital era fundamental para reactivar una actividad que va a menos a causa de la crisis económica. Su ubicación en pleno casco histórico y la cercanía de tres aparcamientos públicos –Doctrinos, Isabel La Católica y Plaza de Zorrilla– convierten el singular edificio en un lugar ideal para potenciar un negocio de tarde-noche.

En la ciudad no hay por qué coger el coche, los clientes potenciales son muchos más y se juega también con la baza del turismo. Desde el Ayuntamiento, la concejala de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra, dio la bienvenida a la decisión de la Junta. «Me consta que el alcalde ha mantenido contactos con el consejero de Presidencia para la modificación de la normativa; para Valladolid es una buena noticia porque añade una oferta con la que no contaba en un lugar inmejorable», destacó la edil, quien confirmó que el Consistorio dará todas las facilidades a la empresa para la obtención de las licencias.

De hecho, el Casino y los responsables de Urbanismo ya han mantenido diversas reuniones para adelantar trabajo, después de que la Junta anunciase su intención de cambiar la norma en un sector del juego que aporta 65 millones de euros al año a la comunidad vía impuestos y da trabajo a más de tres mil personas.

 

Fuente: El Norte de Castilla

Share