autor
día
categoria
tagged , , , , , , ,
Permalink


Nueva ruta de noche y en bici por Valladolid



Valladolid ha sumado este verano nuevas rutas a una propuesta turística que permite recorrer las calles, plazas y sus monumentos a golpe de pedal. La empresa Itinerante estrenó en abril del año pasado esta nueva alternativa con una ruta diurna. Ahora se han sumado nuevas variantes, como trayectos nocturnos, peregrinaciones en bici por bares de tapas (con cata incluida) o viajes hasta Cigales y sus bodegas. «Es algo que ya se hacía en otras ciudades y que quisimos traer a Valladolid. Las rutas turísticas en bicicleta permiten incluir lugares un poco más alejados del centro y que, de otro modo, los turistas nunca conocerían», asegura Javier Casado, promotor de la iniciativa.

Los habituales trayectos a pie se limitan al tramo entre San Pablo y Zorrilla, el casco histórico y poco más. «Por ejemplo, se visita la catedral y La Antigua y de ahí se va hasta el Museo de Escultura, pero rara vez se desvían hasta al Palacio de Santa Cruz», pone Casado como ejemplo. Con la bici es posible acercarse hasta la cúpula del Milenio, el auditorio Miguel Delibes y el estadio, las riberas del Pisuerga e incluso el Canal de Castilla. «La ruta no es cerrada y está abierta a las inquietudes de los asistentes», explica el impulsor de esta propuesta mientras prepara las bicicletas de la ruta nocturna.

Y además, por la noche. Dos horas de excursión, con reserva previa e información en la Oficina de Turismo. El mejor día para cubrir el trayecto es el sábado, ya que está encendida la iluminación monumental de Ríos de Luz, pero la excursión, de dos horas de duración, puede realizarse cualquier día de la semana. La organización proporciona la bicicleta (ciclos polacos de tres marchas, con frenos de contrapedal, luz, timbre, transportín, asiento regulable y una cesta en el manillar), además de casco y chaleco reflectante para mayor seguridad. En principio, la oferta es para mayores de 13 años (son bicicletas de adulto), aunque existe la posibilidad de que también los niños participen en la ruta, siempre previa consulta. Los grupos suelen rondar las doce personas, aunque hay casos de más participantes. Ha ocurrido, por ejemplo, esta primavera, cuando 22 turistas alemanes descubrieron la ciudad subidos en la bicicleta. «La mayor parte es gente joven, aunque Valladolid es una ciudad muy cómoda y no hay que hacer especiales esfuerzos. Hacemos paradas cada cinco minutos, para explicar los sitios por los que vamos pasando», indica Casado, quien matiza que esta horquilla de edad se amplía en el caso de usuarios extranjeros. «Cuando vienen holandeses, belgas o franceses es más habitual que en el grupo haya personas incluso con más de 65 años, quizá porque allí están más acostumbrados a la bici», asegura.

Fuente: El Norte de Castilla

Share