autor
día
categoria ,
tagged , , , , ,
Permalink


Remourban arrancará en Valladolid con nuevos taxis y buses eléctricos y contactos para la reforma del poblado de FASA



Las ciudades de Valladolid, Nottingham (Reino Unido) y Tepebasi (Turquía) han celebrado este martes el acto oficial de puesta en marcha del proyecto Remourban, en el que los tres municipios son los socios principales y que en la capital vallisoletana verá su reflejo en la incorporación de nuevos taxis y autobuses eléctricos y la renovación urbana del poblado de Fasa-Renault, para la que próximamente se comenzará a contactar con los residentes en la zona.


Las ciudades de Valladolid, Nottingham (Reino Unido) y Tepebasi (Turquía) han celebrado este martes el acto oficial de puesta en marcha del proyecto Remourban, en el que los tres municipios son los socios principales y que en la capital vallisoletana verá su reflejo en la incorporación de nuevos taxis y autobuses eléctricos y la renovación urbana del poblado de Fasa-Renault, para la que próximamente se comenzará a contactar con los residentes en la zona.

El acto ha contado con la participación del alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ya que es la ciudad que coordina el proyecto, junto a su homólogo de la ciudad turca de Tepebasi, Ahmet Ataç, y la responsable del Área de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Nottingham, Alyson Stacey.

Una de las primeras acciones que se pondrán en marcha con este proyecto europeo es la renovación urbana del grupo de viviendas Fasa-Renault, situado en la confluencia de la avenida de Madrid y el paseo Juan Carlos I, en el barrio de Delicias, donde se llevarán a cabo varias actuaciones de mejora de la eficiencia energética que afectarán un entorno de 24.000 metros cuadrados y 338 viviendas en las que residen unas 1.100 personas.

Para ello, según ha apuntado el coordinador general de Presidencia del Ayuntamiento de Valladolid, Fernando Rubio, se espera comenzar próximamente los contactos para informar a los ciudadanos de la zona sobre las condiciones del proyecto.

Las actuaciones previstas en el grupo Fasa-Renault comenzarán este año y se prolongarán hasta 2020. Las acciones, dotadas con un presupuesto de 4 millones de euros, se centrarán en rehabilitar los edificios, mejorando su envolvente, y para dotarles de sistemas de aprovechamiento de energías renovables.

Concretamente, está previsto mejorar los sistemas energéticos del distrito mediante la intervención en el sistema de calefacción centralizado con objeto de reemplazar el combustible empleado por biomasa, además de la integración de un sistema de captación solar fotovoltaica en fachada. Ambos sistemas de energía renovable dotarán de electricidad, calefacción y agua caliente sanitaria a las viviendas, consiguiendo un ahorro de energía de al menos un 40%y una reducción en las emisiones de CO2 en torno al 85%.

Para el resto de Valladolid está previsto el despliegue de una flota de vehículos sostenibles con varias acciones que beneficiarán a unos 6.000 ciudadanos. En este caso, 2,8 millones de euros se dedicarán a movilidad y 200.000 euros a la integración de Tecnologías de la Información y la Comunicación en las infraestructuras urbanas.

Cero emisiones en la línea 7 de Auvasa

Mediante Remourban, que destina a la ciudad de Valladolid 7.750.000 euros —3,9 para el Ayuntamiento y los restantes para las empresas participantes—, se prevé la adquisición de tres nuevos autobuses por un total de 1.270.000 euros, de los que dos —uno con motor híbrido y otro eléctrico— ya están presupuestados por 900.000 euros para 2015.

Esta acción se centrará en introducir autobuses urbanos sostenibles con aseguramiento de zona de emisión cero en un tramo de la línea. Estos vehículos se unirán a la flota de Auvasa y se integrarán en la línea 7, donde se evaluará el impacto y la comparativa con diferentes tecnologías que también dan servicio.

Veinte taxis eléctricos

Para la introducción de los nuevos vehículos eléctricos en la ciudad, el proyecto apuesta en un papel destacado por el taxi, con la incorporación de al menos 20 nuevos taxis eléctricos. Algunos de los modelos posibles, como los de la marca china BYD o el monovulumen Nissan e-NV200.

La integración en el proyecto será a través de una línea de ayudas dirigidas al sector para la participación en el proyecto, incluyendo la adquisición del vehículo y su infraestructura de carga vinculada. También se emitirán, en esta misma línea ayudas a la adquisición de vehículos eléctricos en empresas que realicen repartos en la ciudad, lo que permitirá contar con al menos 5 vehículos eléctricos.

Dentro de un planteamiento más generalizado, se emitirán igualmente ayudas a la adquisición de vehículos para uso particular y otras incitativas, donde se espera alcanzar por lo menos 20 nuevos vehículos. Todas estas ayudas serán para la adquisición del vehículo y para la infraestructura de recarga vinculada al mismo, es decir, para la adecuación del punto de carga en el domicilio del usuario, incorporando todo al proyecto como generador de datos para la evaluación del impacto. También se incluyen, en el demostrador de movilidad, dos nuevos vehículos eléctricos que se incorporarán a la flota municipal.

En cuanto a la red de recarga, se están seleccionando los nuevos puntos de forma que se dé cobertura de recarga segura a todos los nuevos vehículos. Destaca la introducción de un nuevo punto de carga rápida, que se ubicará en Centrolid, y se añadirán otros en la ciudad de uso exclusivo para taxis y mejoras en la ampliación de potencias de carga. Asimismo, se contemplan ayudas para la incorporación de más de 20 puntos de recarga privados a la red de recarga pública, como estrategia de marketing vinculada a hoteles, centros comerciales o restaurantes.

Paralelamente a estas actuaciones, se trabajará con Smarkia, una plataforma que permitirá monitorizar y analizar datos heterogéneos de generación y consumo de cualquier tipo de energía tanto de edificios y viviendas como de vehículos eléctricos, con el objetivo de reducir el consumo energético y la emisión de CO2.

El proyecto Remourban está además liderado por el Centro Tecnológico Cartif, que tiene su sede en el Parque Tecnológico de Boecillo (Valladolid). Además, cuenta con la participación de un amplio consorcio internacional de 22 socios, entre los que figuran también las empresas españolas Acciona, Iberdrola, Xeridia, GMV y Veolia.

La jornada organizada este lunes en la Cúpula del Milenio supone en inicio del proyecto, que tendrá una duración de cinco años y plantea la consecución de una serie de objetivos en estas materias, gracias a una compleja planificación durante este lustro. Los trabajos a desarrollar serán objeto de un especial seguimiento “para comprobar cómo el concepto de ciudades inteligentes aplicada a espacios urbanos se traduce en mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, y en una contribución a la actividad económica y a la generación de empleo”, ha recalcado León de la Riva.

Share