autor
día
categoria , , ,
tagged , , , ,
Permalink


Sin fecha para el soterramiento y sin estación provisional



En menos de veinte meses el soterramiento de las vías del tren a su paso por la capital ha pasado de tener cerrada su fecha de finalización en 2018 a tener que «esperar a mejores tiempos», según confirmó el alcalde, Francisco Javier León de la Riva.

El regidor también se vio obligado a corregir el anuncio que realizó en junio de 2011 de que los talleres de Renfe se trasladarían a las nuevas instalaciones del Páramo de San Isidro a finales de 2012. Ahora se anuncia su traslado para otoño de este año.

Esta relación de cambios se conoció tras su reunión con la comisión de estrategias del Consejo Social de la Ciudad. En la misma, el alcalde informó a sus miembros del estado de la operación ferroviaria. El único punto en el orden del día es la creación de una Comisión Especial que «vigile de cerca» el soterramiento y participe en la toma de decisiones.

De la Riva también comunicó a los miembros del Consejo Social que los técnicos municipales están «negociando» con el equipo de Richard Rogers, redactor del proyecto de urbanización de los terrenos liberados, «acortar de forma notable» la longitud del futuro túnel para vehículos en Arco Ladrillo para reducir sustancialmente su coste de 36 millones. Esa obra incluía la demolición del paso elevado para vehículos y el desmontaje de la estructura del Arco de Ladrillo, que también se retrasará hasta el inicio de las obras del soterramiento. En la misma línea de ahorro presupuestario, que ahora se impone por la crisis, comunicó que el equipo de Gobierno descarta la opción de construir una estación provisional mientras se ejecutan las obras de integración de las vías del ferrocarril.

El alcalde repitió varias veces en su comparecencia pública de ayer que el «Ayuntamiento está haciendo sus deberes», pese a que las obras del soterramiento no tienen fecha. Eso sí, insistió en que «no aceptará otra solución» y por eso aseguró que se está «apretando en todos los sitios» para reducir los costes al máximo, aunque no fue capaz de cuantificarlo, y que «sea lo más viable posible».

Aunque anunció pequeños avances, como que el Ministerio de Fomento «ha reprogramado» para 2014 y 2015 la ejecución y conclusión del desvío de mercancías, con una longitud de 17,5 kilómetros. Un alivio para Sociedad Valladolid Alta Velocidad que había adelantado ese dinero. Ese acuerdo también incluye la ejecución del ramal de conexión entre Renault y el nuevo complejo ferroviario. Esta futura vía transcurrirá por el mismo trazado que el desvío y tendrá un coste de 20 millones de euros.

Fuente: El Día de Valladolid

Share