autor
día
categoria
tagged , , , ,
Permalink


Valladolid reduce un 48% las viviendas nuevas en stock durante la crisis



Valladolid ha reducido un 48% el stock acumulado de vivienda nueva durante la crisis, al pasar de los 8.974 inmuebles vacíos y sin estrenar en 2009 a los 4.679 al cierre del pasado año. De hecho, ha sido, junto a Burgos, la gran responsable del descenso en la Comunidad del 27% del stock de casas sin estrenar.

Así se desprende de un informe elaborado por la Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción (Cepco) al que ha tenido acceso este periódico. Un documento elaborado con datos propios y cifras del Ministerio de Fomento y del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El estudio revela que la provincia ha registrado la mayor caída relativa (-47,8%) de la Comunidad y también la mayor absoluta: 4.295 viviendas menos en stock.

La relación de pisos en stock por cada 100.000 habitantes ayuda a ponderar las cifras de Valladolid que le aúpan al segundo puesto de Castilla y León en número de casas nuevas sin vender, tras León, que lidera la lista con 7.931 pisos a pesar de haber dado salida a 1.328 en estos seis años. Con la introducción del factor poblacional, Valladolid pasa a ser la última de la lista de la Comunidad, con 885 casas nuevas sin vender por cada 100.000 habitantes, en un ránking que encabeza Ávila (2.145), seguida de Soria (2.060) y León (1.637).

En números globales de la Comunidad, Castilla y León ha reducido un 27,2% el stock –en el conjunto de España la caída ha sido del 36,3%– al pasar de los 44.963 inmuebles vacíos y sin estrenar en 2009, a los 32.722 al cierre del pasado año.

La pérdida de lastre inmobiliario, según los expertos consultados, está directamente ligada a dos causas. De una parte, el frenazo en construcción de vivienda nueva desde el inicio de la crisis, lo que ha obligado a tirar de existencias. Y, en segundo lugar, la caída de precios hasta una situación en la que los ciudadanos han tomado conciencia de que los precios no iban a bajar más.

Junto a este factor, se ha sumado, desde hace un año, una mayor apertura al crédito por parte de los bancos y una mejoría en las rentas familiares con la salida incipiente de la crisis. Con estas cifras, Castilla y León se sitúa en la parte media alta de autonomías con mayor stock de vivienda nueva sin vender, en un escalafón que lidera la Comunidad Valenciana (76.474 pisos), seguida de Cataluña (72.665), Andalucía (60.316) y Castilla-La Mancha (42.436). En la parte baja se encuentran Navarra con 403 viviendas, Cantabria (403) y Extremadura (1.949).

Más preocupante es otro análisis de Cepco, el referido al número de viviendas sin vender por cada 100.000 habitantes. En esta lista Castilla y León sale peor parada. Aunque empezó en 2009 con 1.764 casas nuevas sin propietario y ha logrado bajar el pasado año la cifra a 1.311, la Comunidad es la cuarta con mayor stock después de Castilla-Mancha (2.045), Comunidad Valenciana (1.543) y Murcia (1.393).

Precisamente, Ávila y Soria, junto a Segovia, son las tres provincias que menos han logrado desprenderse de casas nuevas en los años de la crisis. Ávila ha bajado de 2.392 a 2.145 pisos nuevos vacíos y Soria de 2.275 a 2.060. Al respecto de esta última provincia, Rafael Martínez López, tesorero de la Asociación de Empresas de la Construcción y Obras Públicas de Soria (AECOP), manifestó que la cifra es «demasiado elevada» para Soria. Una provincia que a su juicio no es un «caso extremo» como en otros lugares, donde hay manzanas de edificios construidos sin vender.

La estadística del Colegio de Registradores de la Propiedad refleja titulares llamativos en el contexto nacional que afectan a Castilla y León. El menor número de compraventas de pisos en 2014 se registró en Soria (612), Teruel (674), Zamora (876), Ávila (923) y Palencia (936). Valladolid constata que la provincia ocupó en 2014 el segundo lugar de la región en número de compraventas de vivienda por cada mil habitantes, con una tasa de 5,95, por detrás de Burgos (7,56) y de Segovia (6,87).

Share